Pasar al contenido principal

Historia

Nuestra vida orgánica nace a mediados de 2015 reuniendo bajo una misma dirección a todas aquellas unidades de carácter transversal, cuyas labores estuvieran asociadas a la gestión del patrimonio.

Desde ese momento, se inició un proceso de ajuste organizacional ordenado y persistente para transferir centros, áreas y programas desde las unidades tradicionales a la nueva subdirección.

El Centro Nacional de Conservación y Restauración y la Mesa de Tráfico Ilícito, por ejemplo, dejaron de tener dependencia directa del Director Nacional y pasaron a la nueva Subdirección, el Programa Memoria del Siglo XX fue transferido desde el Departamento de Comunicaciones de la Dirección Nacional, el Centro de Documentación de Bienes Patrimoniales, en tanto, dejó de ser parte de la Subdirección de Museos, el Centro del Patrimonio Inmaterial dejó de pertenecer a la Biblioteca Nacional y el Área de Patrimonio Mundial del Consejo de Monumentos Nacionales se transformó en un nuevo centro y pasó a formar parte de la Subdirección recién creada.